UFC llega a acuerdo: Pagará $335 millones para resolver demandas colectivas

UFC llega a acuerdo Pagará $335 millones para resolver demandas colectivas

En un hecho sin precedentes, TKO Holdings, la empresa matriz de UFC, ha llegado a un acuerdo para resolver dos demandas colectivas por supresión de salarios presentadas por ex-peleadores de la empresa. Este acuerdo pone fin a años de disputas legales entre UFC y una coalición de ex peleadores, asegurando una compensación justa por lo que alegaban era una práctica sistemática de supresión de salarios y restricción de oportunidades.

El camino hacia el acuerdo no ha sido fácil. Las demandas colectivas, presentadas por atletas como Cung Le, Nate Quarry, Jon Fitch, C.B. Dollaway, Kajan Johnson, y más de 1,200 individuos representados, argumentaban que UFC había operado como un monopsonio ilegal. Es decir, que utilizaron tácticas anticompetitivas para mantener bajos los salarios de los peleadores y limitar las oportunidades de competencia.

Los puntos claves de las demandas contra UFC

UFC llega a acuerdo y logra frenar el avance de las demandas colectivas presentadas, evitando un largo y expuesto proceso judicial. Las demandas esgrimían tres puntos claves, que pasamos a detallar:

  1. Contratos Exclusivos y Restricciones Laborales: Los demandantes sostenían que UFC utilizaba contratos exclusivos a largo plazo para mantener a los atletas bajo su control y evitar que buscaran mejores oportunidades en otras promociones. Estos contratos, de acuerdo a los demandantes, impedían a los peleadores negociar de manera justa y obtener salarios acordes a su valía en el mercado.
  2. Supresión de la Competencia: Las demandas también alegaban que UFC había utilizado su posición dominante en el mercado de las MMA para suprimir la competencia, ya sea adquiriendo promociones rivales o eliminándolas de manera estratégica. Esto, según los demandantes, había creado un entorno donde UFC tenía un control casi absoluto sobre el deporte y podía dictar las condiciones laborales a su antojo.
  3. Daños Económicos: La cuantificación de los daños económicos fue un aspecto crucial en la demanda. Los demandantes buscaban una compensación significativa por los salarios perdidos y los impactos financieros derivados de las prácticas anticompetitivas de UFC. Se estimaba que los daños podían ascender hasta $1.600 millones, reflejando la magnitud del impacto económico que la demanda tenía potencialmente para la empresa.

Los términos del acuerdo entre UFC y los demandantes

El acuerdo de $335 millones representa un compromiso significativo por parte de TKO Holdings y UFC para resolver estas acusaciones y evitar un prolongado juicio que habría tenido implicaciones sustanciales para ambas partes y para la industria en general.

Según los términos del acuerdo, el pago de los $335 millones se realizará en cuotas durante un período de tiempo acordado. Esto permitirá a la empresa gestionar financieramente el impacto de la compensación. Además, se espera que el acuerdo incluya disposiciones relacionadas con la transparencia en las prácticas laborales de UFC, posiblemente introduciendo medidas para evitar futuras acusaciones.

Las posibles consecuencias del acuerdo

Tras años en este proceso, UFC llega a acuerdo y pagará $335 millones de dólares. Esto es una victoria significativa para la empresa en varios frentes. En primer lugar, al evitar un juicio prolongado y costoso, UFC pudo ahorrar no solo en términos de gastos legales inmediatos, sino también en posibles multas y sanciones que podrían haber surgido de un fallo adverso. Esto les permitió mantener su posición financiera sólida y evitar cualquier impacto negativo en su reputación y valor de mercado.

Además, al evitar cambios sustanciales en los contratos de los luchadores y en las prácticas de la industria, UFC aseguró la continuidad y estabilidad de sus operaciones. Esto significa que no tuvieron que enfrentar la incertidumbre de ajustes significativos en su modelo de negocio o en la forma en que gestionan las relaciones con sus atletas y otras partes interesadas.

Mirando hacia el futuro, este acuerdo establece una base sólida para UFC al establecer contratos más claros y sólidos. Esto no solo brinda estabilidad a las partes involucradas, sino que también ayuda a evitar posibles litigios similares en el futuro. En última instancia, esto contribuye a la confianza y la claridad en el negocio de UFC, lo que les permite concentrarse en su crecimiento y desarrollo en la industria de las artes marciales mixtas de manera más segura y estable.

Perdió N’Gannou, UFC llega a acuerdo y mata la demanda, UFC 300 a la vuelta de la esquina. La sonrisa de Dana White será intensa por estos días…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

ÚLTIMA ENTREVISTA

HOT NEWS

MÁS NOTICIAS

Menú